UNA SALUD PARA TODOS Y TODAS

delimiter image

Millones de personas enferman y mueren por causas que en su mayoría serían evitables si tuvieran acceso a servicios de salud. Además, millones de familias caen más aún en la trampa de la pobreza por carecer de protección social y tener que pagar el coste de la atención sanitaria.

Uno de los principales problemas es la escasa voluntad política y capacidad económica de los países en desarrollo para asignar recursos a la salud. Además, muchos de estos países presentan una elevada dependencia de la cooperación internacional, que suele ser insuficiente e impredecible en el largo plazo. A todo esto se suma que durante la crisis económica, los países de altos ingresos han abandonado sus responsabilidades internacionales y reducido de forma drástica sus presupuestos de ayuda internacional.

NUESTRO TRABAJO

delimiter image

Una cobertura sanitaria de calidad en todos los países es una meta alcanzable sólo a largo plazo, pero factible. Por eso formamos parte de los esfuerzos internacionales por situar el acceso universal a la salud en la agenda internacional, buscando una nueva gobernanza de la salud basada en el principio de responsabilidad global compartida de todos los estados y que haga efectivo el derecho a la salud de todas las personas, vivan donde vivan.

La financiación es una parte fundamental para avanzar hacia el acceso universal a la salud y el fin de pandemias como el sida. Por ello, desde Salud por Derecho impulsamos una mayor y mejor cooperación en salud por parte de las instituciones españolas y europeas, y trabajamos para incrementar la financiación por parte de los presupuestos públicos y a través de mecanismos como la Tasa Robin Hood.

PROYECTOS

delimiter image

CAMPAÑA TASA ROBIN HOOD:

Salud por Derecho coordina desde 2013 la campaña en España por la implementación de la Tasa Robin Hood o Impuesto a las Transacciones Financieras. Un impuesto que pretende aplicar una pequeña tasa sobre la compra y venta de acciones y bonos, y sobre otros productos financieros como los derivados.

La propuesta en la que se trabaja actualmente, impulsada por la Comisión Europea y apoyada mayoritariamente por la sociedad civil, es que se graven los intercambios de acciones y bonos al 0,1% y los derivados al 0,01%. Tendría un triple objetivo:

nextEstablecer control por parte de los gobiernos en las transacciones financieras, que a día de hoy carecen de regulación, siendo el financiero el sector que más dinero genera y menos paga.

nextDesincentivar las transacciones más especulativas, causantes en gran medida de la crisis que ha azotado al mundo los últimos años.

nextRecaudar una gran cantidad de dinero: se estima que se podrían llegar a obtener 35.000 millones de euros en los diez países europeos donde se aplicará.

tasa_robin_hood

Solo en España, esta medida podría llegar a recaudar hasta 5000 millones de euros anualmente que, según demandamos desde la sociedad civil, serían:

flecha_robin
50%

Para atender las necesidades sociales en España.

flecha_robin
50%

Para la lucha contra la pobreza y el cambio climático en todo el mundo.

Salud por Derecho forma parte de la Alianza Robin Hood en España y de la European Robin Hood Coalition que trabajan para que un impuesto ambicioso a las transacciones financieras sea una realidad.

HAZTE SOCIA/O